Leyendo y haciendo cuentos con Tanya Tynjälä
noviembre 20, 2009

Estoy un poco tarde con este corto reporte UPS! El 2 de noviembre tuvimos la alegría de recibir a Tanja Tynjälä, escritora peruana residente en Finlandia, quien compartio con nosotros su última publicación. Un cuento en una hermosa compilacion española cuyo tema era los niños especiales y diferentes. Leímos 2 cuentos y charlamos sobre lo importante que es acordarse que todos somos diferentes, todos necesitamos alguna cosa especial o alguna ayuda importante alguna vez. Nos encanto el cuento del gato de 4 patas que vivia en un planeta de gatos de 6 patas y como con valor y alegria llevaba sus 4 patas.

Tanja leyendo en la carpa de la biblioteca

Como de costumbre, en la segunda parte de la sesión, Tanja acompaño a los mas grandecitos a crear unos cuentos. Aca les transcribo uno que hicierón Luna y Alma.

EL CABALLO

Habia una vez en el campo un caballo que no tenia amigos. No tenia amigos porque no habia caballos en el campo solo gatos. Los gatos siempre le rasguñaban los pies y el caballito lloraba.

Un día el caballo se fue,  se cansó. Y llego donde la gente vivia a la ciudad. Y encontro caballos!! En esta ciudad habia vacas tambien y el caballo hizo amigos. Una nena lo encontro y se lo quizo quedar, entonces un día el caballo cambio de color y se volvio BLANCO” FIN

Anuncios

Un día de taller literario
abril 22, 2009

Fuimos a Perú de la mano de Tanya Tynjälä y Tchaska, comimos ceviche y esta vez participamos de un taller literario de verdad. Tanya es especialista en literatura infantil y con los chicos más grandes estuvieron haciendo historias. Ella les contó que en algunos cuentos hay un héroe que quiere algo pero hay algo o alguien que le impide tener lo que quiere. El cuento es encontrar la solución para el héroe. La solución puede venir del héroe mismo, o bien de otra persona, cosa o situación externa.

Tintin en la luna

Tintin quería viajar a la luna pero estaba muy desesperado porque se dio cuenta que tenía que estudiar mucho. Necesitaba documentos y papeles para poder viajar y manejar el coete. Un día llegó un cosmonauta ruso que le dijo que ya estaba cansado de viajar y que sabía que Tintin quería viajar a la luna. Le dijo que aunque no era correcto hacerlo él le podía pasar los docuemtos y papeles. También le podía enseñar a apretar unos dos o tres botoncitos. Así Tintín podría viajar. Tintín aceptó y entonces pudo viajar feliz a la luna.

Mauro.

El libro que nadie quería comprar

Había un libro en el estante más alto de una librería que estaba desesperado porque lo compren. Pero como nadie lo veía nadie lo compraba. El libro cuando podía se lanzaba al suelo pero el encargado de la librería venía y lo ponía en su lugar. Hasta que un día uno de los encargados se equivocó de lugar y lo puso en un estante más bajo. Entonces paso Aldo y vio el libro. Dijo- qué libro tan interesante! nunca lo había visto. Y lo compró. El libro estaba feliz, al fin porque lo habían comprado.

Aldo

El caballo

Ese día el caballo se despertó y se encontró con que no tenía comida. Y era porque su dueño había visto la tele toda la noche. Y se había quedado dormido. Entonces el caballo dijo: jiii  muy fuerte y su dueño se despertó. Se fue a darle comida al caballo hambriento y le dijo que nunca más iba a ver la tele hasta muy tarde, y le pidió perdón por haberse quedado dormido. Moraleja: no hay que mirar la tele hasta muy tarde.

Gabriel (creo)

El hongo mágico

Una niña viajó hacia el jardín de un hada porque quería ver un hongo mágico que era muy bonito. En el camino se encontró con un mago malo que quería robar el hongo. La niña se lo comunicó al hada y el hada pudo castigar al mago y le permitió ver el hongo a la niña.

Tchaska

Tanya muy gentilmente nos dejó como legado un montón de ideas de como seguir trabajando con los chicos. Una idea era hacer historia a partir de una lista de personajes (policía, monje, hijo, tía, chofer, sol, perro, gato, sol, primo ,soldado, vendedor y otros) dándoles un rol (héroe, amigo, ayudante, enemigo, etc). Después que los roles están otorgados se procede a inventar la historia.

Otra idea es la de trabajar con objectos personalizándolos, dándoles un escenario y una situación a resolver.

Para hacer historias de aventuras: 1) se elige el personaje, 2) algo provoca su partida, 3) en el camino encuentor algo o alguien que lo ayuda. 3) luego encuentra algo que le impide seguir, 4) enfrenta un enemigo, 5) triunfa o fracasa y si fracasa alguien lo ayuda 4) llega a su destino, y regresa como héroe.

La próxina vez es el último encuentro del semestre asique los esperamos a todos con ganas de hacer cuentos. Con tantas ideas para construirlos estoy segura que vamos a hacer lindos cuentos para participar del concurso con el tema: la paz.

Poquitos, pero con reganas
octubre 31, 2008

Parece que tuvimos algún mal entendido, porque varios pensaron que el día de Argentina era una semana después. Entonces fuimos poquitos los que llegamos el lunes a 3nubes.

Tristana nos cantó varias canciones muy divertidas. La mejor fue: “En el auto de papá vamos todos a pasear…” Nos reimos mucho saltando baches y pasando por túneles. La canción es de Pipo Pescador, un héroe de los chicos de mi generación (70s) argentinos.

Escuchamos la canción de “Canción de tomar el té” mientras Alma pasaba las páginas del libro donde leiamos la letra. La autora es Maria Elena Walsh, que creo que ya no hace falta presentarla, porque muchas veces en este blog hablamos de ella.

Mirta nos contó un cuento precioso de …uy no me acuerdo, pero se trataba de un tatu que le mordía la nariz a un yaguar y por eso le quedaba bien chata. Era hermoso. También nuestra invitada especial, aceleró el proceso poner nuestro link en la página de la Embajada Argentina, asique esperamos que nuevos argentinitos vengan a leer con nosotros.

El 3.11 es el día de Perú con un adelanto de los que puede ser un festival artístico peruano en vías de organización: Intensidad y Altura. Contaremos con la presencia de un músico y una poeta peruanas que vienen a leer con nosotros. Roxana prometió traernos poemas para niños. Acá un adelanto (solo para los padres) del escritor que escucharemos el próximo lunes, Arturo Corcuera.

«TARZÁN Y EL PARAÍSO PERDIDO»

Poema de Arturo Corcuera

Aaauaúaaa…!Aaauaúaaa…!

Tarzán (Johnny Weismuller) es internado en un manicomio por creerse Tarzán.

Su grito, que asusta a médicos y enfermeras, no es el clarín con el que hacia su victoriosa aparición en la pantalla.
El grito a Tarzán no le pertenece.
Fue un collage de sonidos confeccionado y patentado por la Warner Brothers: decantaron en el laboratorio los gruñidos de un cerdo y las notas de un tenor.

Tarzán en el sanatorio para artistas (retirados) de Hollywood,
abatido y vencido por la camisa de fuerza (él que encarnó la fuerza sin necesidad de camisa).
Hoy casi a oscuras y ayer mimado por los reflectores.
Tarzán víctima de una dolencia cardiaca se toca el corazón y piensa en Jane.
Desamparado llama en su desesperación a Chita (entre sombras ve y besa a Chita como si fuera su madre.
Chita se limpia la boca, hace morisquetas y dando volatines desaparece),
llama a Chita para que lleve un recado pidiéndole ayuda a Jane.

Pero Chita no podrá acudir. Chita no existió en la vida real.
(Eran ocho monas chimpancé, ocho monas que parieron su estampa cinematográfica).

Y Jane,
la bella silvestre de los níveos brazos,
ya no lucirá más su silueta junto a Tarzán,
porque Jane ya no filma.
Hace mucho tiempo que se le venció el contrato con la Warner: las piernas de Jane ya no están todo lo tersas que uno quisiera para hacerlas figurar en el reparto.

(Ah, Jane, paraíso perdido, divino tesoro,
ya te vas (para no volver),
cuando quiero llorar pienso en ti, mi dulce Jane.
Cuánto hubiera dado por tenerte en mis brazos, por confesarte mi amor: Yo querer mucho a Jane.
Silencio insensato que guarde por culpa de mi testaruda timidez.
Por culpa de los barritos de mi precoz adolescencia.

Ah, Jane, ya no adoro tus senos besados por las lianas.
Tus senos asediados al centímetro por flechas y lanzas.
Ya no adoro tu rostro que el tiempo implacable ha ido modelando a su capricho.
Tu rostro que acaricie con ternura (a escondidas del público) en todas las carteleras.

Que no me digan nunca que te quitaste el maquillaje.
Que no me enseñen nunca tus cabellos de desfalleciente plata.
Para mi tú serás siempre la linda muchacha que yo amé matalascallando,
que yo ayudé a inventar con mis ensueños en los destartalados cines de mi barrio, mi inolvidable Jane).

En su cuarto Tarzán da vueltas como condenado y en su rayado papel de loco repara en el espejo del lavabo y quisiera lanzarse.
Tarzán varias veces campeón olímpico de natación.
Amor, juventud y dinero, la veleidosa gloria:
todo desde el trampolín se le fue al agua.
Todo se lo devoraron con voracidad las fieras.

Entre paredes pálidas que su insomnio decora de enredaderas por sentirse libre (al final de la película) se aferra a sus sueños:
se sueña sobre el lomo de sus elefantes y sonríe.
Se sueña venciendo a sus repujados cocodrilos de cartón.
Ve acercarse a sus leones de felpa (pura melena) y Tarzán siente miedo y tiembla y grita como un desventurado niño de pecho:
Aaauaúaaa…! Aaauaúaaa…!

Pobre Tarzán indefenso y desnudo,
descolgado del ecran por inservible,
loco, completamente solo entre los locos,
aullando perdido en su paraíso perdido,
sin Jane, sin chita, sin fuerzas, sin grito,
solo con su soledad y sus taparrabos.

POEMA DEDICADO A MARIO BENEDETTI

(En: “Puerto de la memoria”, Noceva 2001)