El país de la ventisca y la nieve!
noviembre 26, 2010

Familia de nive (Foto de Marjut en Flickr cc)

Familia de nive (Foto de Marjut en Flickr cc)

En esta sesión, no más llegar, Markus Javier decidió que algo en la carpa no le gustaba y lo dejó bien claro con trompa de elefante y lágrimas de caimán que resonaron por los pasillos de la biblioteca, por lo que Fabiola la mamá de Antonio, su mamá Leonor (sí, la mamá de Markus Javier) y Juan-Luis, el papá de Aimo, que ahora no está porque está con su abuela en Taiwan, se pusieron en cuatro patas como elefantes y caimanes payasos hasta que a Markus Javier le empezaron a llegar de muy a lo lejos ganas de subirse al tren de “cuenta un cuento, cuenta un cuento, cuenta un  cuento…” que esta vez llegó al país de la ventisca y de la nieve.

Después del relato “Fonchito y la Luna” del reciente premio nobel de literatura, Carlos, el papá de Pao, nos puso todos a brincar de un color de la estera a otro, o con un dedo en la nariz, o con una mano en la mejilla, o con el puno en la barbilla, etc. Era muy divertido. Después Santeri, el hijo de Julia, le ayudó a Juan-Luis a contar con palabras la historia sin palabras “En el silencio del bosque” de Cristina Pérez Navarro y vimos en la pantalla de la computadora a dos niños que con dos palitos hacían música sobre cuadro maderos: supimos entonces que era un instrumento tradicional vasco, la TXALAPARTA. Después vimos el libro de cartulinas animadas El pollo Pepe con su gran barriga y su pico que nos mordía los dedos, y todos pusimos el dedo para que nos los comiera el pico del pollo Pepe, libro que le gustó tanto a Antonio que se lo pidió prestado a Juan-Luis.

Julia contó el cuento de la muchacha a la que no le gustaban las despedidas porque le nacía cada vez un animal distinto del zoológico en la panza, todos cantamos la canción de despedida “El barquito de cáscara de nuez” de Gabilondo Soler (más conocido como Cri-Cri), y se nos pasó la hora, como quien cuenta un cuento, y a Markus Javier se le olvidó por completo lo que no le gustaba…

Esta vez Juan-Luis no dijo ningún cuento raro, porque es muy despistado y se dejó el cuento en casa. Y nos vemos el 8 de diciembre que es la última sesion de este año. Si se animan con galletitas y glögi?

– Show quoted text –
Anuncios

Charros mexicanos
septiembre 12, 2008

Empezamos con todo. El reencuentro fue muy… activo. Los chicos, después de las largas vacaciones, estaban tan contentos de verse y llegar a la carpa que era difícil calmarlos. Vinieron un montón: Luna, Lunita, Leo, Eliel, Sofía, André, Alma y los charros mexicanos (Tonio, Aldo y Mauro).

Isadora Espinoza nos leyó un cuento de Elena Poniatowska, Vendedora de nubes. Era super guay.También nos contó sobre la semana de México (o sea a partir del lunes que viene 15.09) que está en Helsinki para celebrar la independencia Mexicana. Nos trajo el programa de Caisa, donde hay varios eventos. Pero hay muchísimas cosas, charlas, exposiciones, cine, comida, etc. Incluso un evento para niños al que hay que inscribirse mándandole un mail a Isadora.

Nos presentaron a Cri-Crí, un famoso compositor mexicano de canciones para niños.  Bailamos el Negrito Bailarín y la Marcha de las Letras. Después siguiendo con el tema de las vocales cantamos “La mar estaba serena, serena estaba la mar” con a, e, i, o, u.

Escuchamos Naranjas y Marcianos, un cuento contado por Coqui Dutto en el CD “Claro que sí”.

Andrea y Mariana hicieron títeres, sencillitos.

Combinamos que vamos a hacer una lista de mails para estar más comunicados.

Nos vemos la próxima, que seguro va ser muy chévere porque se viene el día colombiano. Adiós Don Pepito y Don José.